Un fregadero de acero inoxidable tiene muchas ventajas, descúbrelas

Un fregadero de acero inoxidable es habitual en todas las cocinas hoy en día, sean estas industriales o no. Los motivos son varios, pero, sobre todo, podemos destacar su fácil limpieza y durabilidad. Escribimos sobre esta herramienta tan indispensable para los hosteleros: qué son, para qué sirven, quién los usa, sus ventajas y sus diversas funcionalidades.

Qué es un fregadero de acero inoxidable y porqué utilizarlo

Básicamente, es un mueble que dispone de uno o dos senos para poder lavar utensilios sin necesidad de encender el lavavajillas. De esta forma, ahorramos agua y energía cuando solo necesitamos limpiar pocos vasos, platos o cubiertos o preparar algún alimento. Este material es muy utilizado en hostelería por diversas razones, pero no solo en el fregadero, también en otros muebles complementarios, como la mesa de trabajo.

fregadero acero inoxidable

Las ventajas

En primer lugar, un fregadero de acero inoxidable es fácil de limpiar. Además, por su ausencia de porosidad, es muy higiénico y esto es esencial en un lugar donde ofrecemos al público comida y bebida. Por otro lado, es muy resistente y las manchas se eliminan de forma sencilla, pudiendo utilizarse productos desinfectantes. Un inconveniente es que se pueden rallar, pero se solventa utilizando fregaderos especiales para cocinas industriales.

Por otro lado, su vida útil es superior a la de otros y no aporta sabor a los alimentos cuando los lavamos en él. Debido a su tratamiento contra la corrosión, permanece brillante mucho más tiempo. Una ventaja adicional es que su estética ofrece una sensación de limpieza y brillo. Por supuesto, es más económico que otros tipos de materiales y eso es algo a tener en cuenta en nuestro negocio.

Tipos y usos

Existe un fregadero de acero inoxidable para cada labor. Por un lado, tenemos el que dispone de un vertedero para ollas grandes, con una rejilla de soporte incluida. Los que disponen de un compartimento para los desechos, de manera que no debamos movernos con ellos por la cocina. También tenemos los que incluyen una zona aledaña para limpiar pescados o carnes y, por supuesto, aquellos que incluyen un lavavajillas, de manera que podamos realizar en ellos el prelavado de los utensilios.

fregadero acero inoxidable

Factores a tener en cuenta en su compra

Si hemos decidido comprar un fregadero de acero inoxidable, debemos tener en cuenta ciertos factores. Siempre hay que elegir a profesionales de la hostelería con amplia reputación y años de experiencia. Internet puede ayudarnos a comparar y decidir.

Un complemento interesante es la protección antisonora, que permite colocar los utensilios con el mínimo ruido y esto, en jornadas largas, es importante para la salud de los trabajadores. Por otro lado, detalles como las patas regulables o un buen escurridor, deben ser tenidos en cuenta. Además, el grosor es esencial para evitar las ralladuras y así aumentar la durabilidad.

En relación al tamaño o número de senos, todo va a depender de la cocina o zona del bar donde se coloquen. Por eso, en estos casos lo mejor es dejarlo en manos del profesional que lo montará en función de las medidas y de su situación. Hay que tener en cuenta que debe estar en un sitio accesible y que no moleste para la movilidad del personal. Un detalle: si hay espacio suficiente, lo mejor es uno de dos senos con escurridor.

fregadero acero inoxidable

Un fregadero de acero inoxidable es higiénico

Como hemos mencionado antes, un fregadero de acero inoxidable es higiénico, debido sobre todo a su fácil limpieza y esto, en bares o restaurantes es esencial. No solo por una posible sanción sino por algo mucho más importante, la seguridad y protección de la salud de nuestros clientes.

Una buena compra requiere de una buena elección, te ayudamos a hacerla.


El superventas